En esta lista
Petróleo

La OPEP+ da al mercado más crudo, pero podría dejar a algunos miembros atrás

Energía eléctrica

Platts M2MS-Power

Energía | Energy Transition | GNL | Gas natural | Gas natural (norteamericano)

El ESG del sector del procesamiento de gas, centro de atención en las ganancias del segundo trimestre

Energía | Gas natural | Carbón | Energía eléctrica | Electricidad

Repunte del strip estival de gas en puerta de ciudad de SoCal Gas por la retirada de mercancía almacenada

La OPEP+ da al mercado más crudo, pero podría dejar a algunos miembros atrás

Lo más destacado

El acuerdo requiere aumentos mensuales de 400.000 barriles diarios

Algunos miembros tendrán problemas para utilizar la totalidad de sus cuotas de producción

Arabia Saudí, EAU y Rusia tienen más capacidad sobrante

La OPEP y sus aliados han dejado de lado sus diferencias por ahora con su acuerdo para incrementar la producción de crudo, pero los conflictos entre los miembros de la coalición para aumentar su cuota de mercado no han hecho más que empezar.

¿No está registrado?

Reciba alertas diarias y avisos para suscriptores por correo electrónico; personalice su experiencia.

Registro

Tras dos semanas y media de negociaciones, la alianza OPEP+ acordó el 18 de julio extraer 400.000 barriles diarios más de crudo cada mes para enfriar un mercado que podría estar recalentándose, al tiempo que concede a cinco países (Arabia Saudí, Rusia, EAU, Irak y Kuwait) objetivos de producción todavía superiores a partir de mayo de 2022.

Este aumento supone un triunfo a corto plazo para el grupo, pero también parece ir a exacerbar la división entre los miembros más ricos y los más pobres.

Para finales de 2022, cuando la alianza tiene previsto haber dado marcha atrás totalmente a sus recortes colectivos de la producción de 5,8 millones de barriles diarios, esos cinco países habrán expandido su producción considerablemente, mientras que la mayoría de los demás miembros, si no todos, tendrán problemas para no quedarse atrás y se verán obligados a ceder parte de su cuota de mercado.

S&P Global Platts Analytics estima que, según los datos de junio, la alianza contaba con un excedente de capacidad de producción de aproximadamente 6,35 millones de barriles diarios, es decir, 590.000 barriles diarios más que los recortes actuales de la OPEP+. Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Rusia suponen casi tres cuartas partes de este total.

Los ministros de energía de Arabia Saudí y EAU se mostraron muy satisfechos con la decisión e informaron a los reporteros presentes en la rueda de prensa de la OPEP+ que tenían un objetivo y compromiso común con el grupo. Sin embargo, las fuentes consultadas manifestaron a S&P Global Platts que algunas delegaciones estaban muy insatisfechas con el resultado de las negociaciones.

Una fuente afirmó que el resultado era particularmente lamentable para los países que han cumplido totalmente con sus cuotas y, en algunos casos, más de lo que deberían.

"Es injusto para los países que no producen mucho", se quejó uno de los delegados bajo condición de anonimato. "Hemos aceptado este acuerdo para que el grupo siga junto, pero estamos francamente decepcionados porque nuestros esfuerzos se han ignorado. Resulta que no todos los países son iguales".

El ministro de Petróleo de Nigeria, Timipre Sylva, expresó su descontento durante la reunión de la OPEP+, al igual que el argelino Mohamed Arkab, según explicaron muchos delegados. Ambos países ya han presentado apelaciones ante los copresidentes de la OPEP+, Arabia Saudí y Rusia, para que se aumente el reparto de producción, mientras que Kazajistán también podría plantearse hacer lo mismo, según los delegados.

Irán y Venezuela están exentos de las cuotas porque están sometidos a sanciones de Estados Unidos y podrían tener más dificultades para recuperar clientes debido al aumento de la competencia si las sanciones acaban por levantarse.

Diplomacia de la OPEP+

La tarea de evitar la desbandada del grupo será responsabilidad del ministro de Energía de Arabia Saudí, el príncipe Abdulaziz bin Salman, y de su homólogo ruso, Alexander Novak, líderes de la coalición.

Sin embargo, si la demanda mundial de petróleo sigue aumentando en la medida que la alianza tiene previsto, los países que estén insatisfechos quizá tengan poco margen de maniobra cuando el mercado recurra a la OPEP+ para adquirir más mercancía.

"Si seguimos aplicando alzas [de 400.000 barriles al mes], veremos que algunos de estos países no lograrán alcanzar las cifras que les corresponden", declaró a los reporteros el príncipe Abdulaziz.

Con estas palabras, el ministro buscaba garantizar al mercado que el plan de la OPEP+ no se traducirá en un excedente de suministro, pero sí supone un reflejo de las dinámicas internas a las que se enfrenta el grupo.

La coalición ha reducido gradualmente sus recortes habituales de la producción desde los 9,7 millones de barriles diarios del punto más bajo de la pandemia, la primavera y el verano del año pasado, hasta los actuales 5,8 millones de barriles diarios.

El acuerdo llega después de múltiples negociaciones para resolver el punto muerto en las negociaciones entre Arabia Saudí y EAU sobre el aumento de los niveles base de producción, que se usan para determinar las cuotas y que llevaban impidiendo que se cerrara un acuerdo desde comienzos de este mes.

EAU ha llevado a cabo inversiones sustanciales en producción en los últimos años y se había quejado de que estaba acarreando con una parte mayor de la que le correspondía de los recortes de la OPEP+, partiendo del porcentaje de su capacidad de producción que se ha visto obligado a dejar de utilizar en comparación con otros miembros.

Arabia Saudí había rechazado la solicitud de EAU porque no quería ceder a las bases de producción para preservar la unidad y evitar que otros miembros de la coalición también exigieran cuotas más generosas.

Este punto muerto en las negociaciones había llevado a los operadores a plantearse las posibilidades de un mercado con menos suministro del necesario debido a la parálisis de la OPEP+, que mantiene los recortes ya existentes sin cambios, o la vuelta a un entorno de barra libre para todos que permitiera a los países extraer cuanto quisieran.

Las dos partes al final acordaron un incremento de 332.000 barriles diarios del nivel de producción de referencia de EAU a partir de mayo de 2022. Sin embargo, también se concedieron aumentos de base de 500.000 barriles diarios a Arabia Saudí y Rusia, mientras que Irak y Kuwait también recibirán alzas de 150.000 barriles diarios, en lo que supone una cesión.

El acuerdo también prorroga el pacto de gestión del suministro de la OPEP+ hasta finales de 2022 desde su anterior fecha de caducidad, en abril de 2022.

"La demanda de EAU supone una señal de advertencia de que el grupo de productores tendrá que llevar a cabo un esfuerzo diplomático considerable para satisfacer tanto a sus propios miembros como al mercado en general el año que viene después del éxito de 2021", estimó Tamas Vargas, analista de la empresa de corretaje PVM Associates.

Tras la reunión, el ministro de Energía de EAU, Suhail al-Mazrouei, no se mostró arrepentido por querer aumentar la cantidad de petróleo que su país puede extraer.

"Los países que están invirtiendo en instalaciones y producción tienen derecho", afirmó. "Todos los países tienen este derecho. Argelia, Nigeria, pueden llevar a cabo el mismo proceso. Mientras que el grupo cuente con esta directiva tan capaz, siempre estaremos en condiciones de alcanzar un consenso que sea justo para todos los participantes".

El príncipe Abdulaziz afirmó que las reuniones de la OPEP+ siempre requieren habilidad diplomática, que el alto cargo considera "una forma de arte" que, a ser posible, debe ejercitarse a puerta cerrada. Sin embargo, también advirtió de que no hay que restarle importancia a la alianza.

"Creo en la OPEP+", afirmó. "La OPEP+ llegó para quedarse".