Regístrese hoy mismo

y en menos de un minuto podrá acceder a:Titulares de última horaAnálisis y reportajesVídeos, podcasts y blogs sobre materias primasMuestras de precios e información de mercadoInformes especialesAvisos a los suscriptores y alertas diarias por correo electrónico

¿Ya tiene una cuenta?

Inicie sesión para registrarse

¿Olvidó su contraseña?

Nota: Los suscriptores de Platts Market Center solo pueden restablecer contraseñas desde la plataforma Platts Market Center

Indíquenos la dirección de correo electrónico con la que está registrado y le enviaremos un correo electrónico con su contraseña.


  • Correo electrónico Address* Escriba una dirección de correo electrónico.

Si es usted suscriptor/a premium; no podremos enviarle su contraseña por razones de seguridad. Póngase en contacto con nuestro departamento de atención al cliente.

Si es usted suscriptor/a de Platts Market Center, deberá restablecer su contraseña desde el portal de Platts Market Center.

En esta lista
Gas natural | Petróleo

Asia se prepara para más destrucción de la demanda de energía a medida que las naciones aplican la cuarentena en ciudades

Gas natural | Petróleo

Platts Scenario Planning Service

Electricidad | Energía | Energía eléctrica | Gas natural | Metales | Coronavirus

La industria española consume un 24% menos de electricidad en abril: REE

Electricidad | Energía | Energía eléctrica | Gas natural | Metales | Coronavirus

La industria española consume un 24% menos de electricidad en abril: REE

Asia se prepara para más destrucción de la demanda de energía a medida que las naciones aplican la cuarentena en ciudades

Lo más destacado

La demanda de combustible para transporte, en peligro a medida que las cuarentenas se propagan por Asia

Los países en vías de desarrollo de Asia (China no incluida) representan un 14% de la demanda mundial de petróleo

S&P Global Ratings: La recesión en la región de Asia-Pacífico ya es inevitable

Singapur — El desplome del consumo de gas y petróleo en China durante el primer trimestre de 2020 probablemente se replique en el resto de los países en vías de desarrollo de Asia mientras el brote del coronavirus está dando pie a nuevas declaraciones de cuarentena y alteraciones del transporte.

¿No está registrado?

Reciba alertas diarias y avisos para suscriptores por correo electrónico; personalice su experiencia.

Registro

Por tanto, Asia todavía no está fuera de peligro, aunque el empeoramiento del brote en Europa y Estados Unidos está atrayendo más atención. Las previsiones económicas para la región empeoran día tras día y apuntan a un aumento de la destrucción de demanda para una serie de combustibles de transporte y generación de electricidad durante los próximos meses.

Las perspectivas son cada vez más negativas para los márgenes de las refinerías, el craqueo de productos, los precios del combustible y, en última instancia, la demanda de petróleo y gas. Los flujos comerciales se verán alterados; centros de refinado y comercio de petróleo como Singapur suministran grandes volúmenes de gasolina, combustible de aviación y diésel a países como Indonesia y Australia, donde las cuarentenas están empezando a aplicarse.

Grandes economías regionales como India e Indonesia han pasado desapercibidas, pero también son las que corren el mayor riesgo porque sus sistemas nacionales de salud están menos equipados que los de países como Corea del Sur y Japón, donde las medidas de mitigación llevan ya semanas en marcha.

Es probable que Asia se beneficie de una caída de los precios del petróleo, dado que los países de la región se cuentan entre los mayores importadores de crudo. Sin embargo, el impacto de la demanda sobre la economía podría acabar siendo mucho más considerable.

"Con una densidad de población casi tres veces mayor que la de China, una estructura de salud y saneamiento más débil y un Gobierno mucho menos autocrático, India es muy vulnerable a un brote de coronavirus", advirtió el viernes Ian Bremmer, director de la consultora geopolítica Eurasia Group.

Bremmer indicó que, hasta el momento, India ha gestionado bien la situación al prohibir pronto la entrada de viajeros de otros países. Sin embargo, los desafíos en el futuro inmediato no harán más que aumentar debido al considerable riesgo asociado a las informaciones falsas y a que el estrés financiero contrarrestará la caída del precio del petróleo, la maltrecha situación de la economía y la urgencia de las reformas económicas.

Un periodo difícil

China, que supone en torno a un 10% de la demanda mundial de petróleo, fue testigo de una caída de casi el 42% del consumo de petróleo, de más de 4 millones barriles diarios, en febrero, cuando el brote tocó techo, según estimaciones del mercado.

Los países en vías de desarrollo de Asia, sin incluir a China, suponen en torno a un 14% de la demanda mundial de petróleo. Si el 42% de esta demanda se desploma, podría reducir la demanda mundial de petróleo en casi 5,7 millones de barriles diarios.

Las pruebas de las enormes repercusiones en la economía se están acumulando.

La semana pasada, S&P Global Ratings declaró que una "recesión en toda la región de Asia-Pacífico es ya inevitable debido al profundo impacto del primer trimestre en China y el cierre de actividades en las economías del G-7."

Así las cosas, los analistas de la división de Ratings recortaron sus pronósticos de crecimiento económico para 2020 hasta el 1,2% desde el 4,8% anterior en el caso de China, hasta el 5,2% desde el 5,7% en el de India y hasta el -1,2% desde el -0,4% en el de Japón, con el argumento de que el impacto económico en China ha sido mucho más duro de lo previsto.

Los países de la región de Asia-Pacífico están acelerando la cuarentena cada hora que pasa, y los combustibles para transporte (elemento esencial de la demanda de petróleo) corren el riesgo de ser los que se vean más afectados.

Ed Morse, de Citigroup, ha declarado que el descenso de la demanda mundial de combustible de aviación y queroseno podría superar por sí solo los 0,8 millones de barriles diarios, volumen equivalente al descenso total de la demanda de petróleo visto durante la recesión de 2009.

Asia oil product cracks

Limitaciones a la circulación de personas

El lunes, Australia se declaró en cuarentena total con el cierre de todos los servicios no esenciales y negocios como discotecas y casinos, además de limitaciones al tránsito entre estados. Las refinerías del país importan más de tres cuartas partes del crudo que utilizan, y casi el 60% de los productos refinados que consume son importados.

El viernes, la capital de Indonesia, Yakarta, declaró el estado de emergencia para las próximas dos semanas y limitó el transporte público.

Indonesia, que es la mayor economía del sudeste de Asia y el cuarto país más poblado del mundo, se enfrenta a un empeoramiento del panorama de crecimiento debido al coronavirus. Su dependencia de las importaciones de crudo se sitúa en un 35%, mientras que su dependencia de las importaciones de productos refinados asciende a un 40%, según datos del Ministerio de Petróleo.

La semana pasada, la frontera entre Malasia y Singapur, uno de los puntos fronterizos con más actividad del mundo y por el que pasan 350.000 personas al día, se cerró, y la propia Singapur limitó los trayectos aéreos en uno de los centros de tránsito aéreo más grandes de la región. Esta medida ha supuesto un nuevo golpe para la demanda de combustible de aviación.

En Vietnam, la escasa demanda de productos de petróleo está obligando a las refinerías a reducir la producción, y las cuarentenas están abriéndose paso en Filipinas y el sur de Asia.

La mayor incógnita quizá sea India, quinta mayor economía del mundo y tercer mayor consumidor de petróleo tras Estados Unidos y China.

Una deceleración del crecimiento de la demanda de combustible en India en 2019 hasta su nivel más bajo, alcanzado en 2013, debido a la ralentización de la economía y la caída de las ventas de automóviles nuevos ha sido suficiente para causar un descenso de la demanda mundial de petróleo. Las refinerías indias son claves para los flujos comerciales de petróleo y productos en la región.

El lunes, India impuso la cuarentena en 75 de sus 732 distritos hasta el 31 de marzo, después de declarar un toque de queda nacional el domingo. El país ha suspendido los servicios ferroviarios, salvo el suministro de mercancías. Esta medida afecta a los trayectos suburbanos, todos los servicios de metro y el transporte de pasajeros entre los diferentes estados. Las empresas de red de transporte también han dejado de operar.

Para muchos habitantes de Asia, este momento es solo el principio de la dura lucha a la que se enfrentan.