EN ESTA LISTA

Reguladores e inversionistas buscan que ESG sea corriente principal en América Latina

Chile se inclina hacia la sustentabilidad

Las acciones latinoamericanas cierran el año en rojo a pesar del cuarto trimestre más fuerte en 20 años

Los mercados de valores de América Latina tuvieron dificultades para mantener resultados positivos en el tercer trimestre de 2020

Poniéndose al día con los aspectos básicos de la construcción de índices

Reguladores e inversionistas buscan que ESG sea corriente principal en América Latina

Contributor Image
Silvia Kitchener

Director, Global Equity Indices, Latin America

Si bien muchos inversionistas están interesados en los criterios ESG en América Latina, la demanda de estas estrategias puede ser impulsada principalmente por administradoras de fondos de pensiones y reguladores regionales. Las administradoras de fondos de pensiones de América Latina gestionan miles de millones de dólares de los millones de trabajadores que ahorran para su retiro. No es de extrañar que los reguladores de los fondos de pensiones reconozcan la importancia de aplicar normas y políticas ESG para salvaguardar estas inversiones. En varios países se está estudiando la posibilidad de promulgar normas que obliguen a las administradoras de fondos de pensiones a incluir criterios ESG en sus decisiones de inversión.

Actividades regulatorias en la región
▪ La CONSAR (Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro) de México estableció que a partir de enero de 2022, las AFORES (administradoras de fondos de pensión) deberán implementar algún tipo de criterio ESG en su toma de decisiones de inversión. Muchas de ellas ya han cumplido esta norma.
▪ La SBS (Superintendencia de Banca, Seguros y AFP) de Perú está en consulta con el mercado local para incluir criterios ESG posiblemente en julio de 2021.
▪ La Superintendencia de Pensiones de Chile está exigiendo que las AFP (administradoras de fondos de pensión) añadan criterios ESG, así como que consideren temas de riesgo climático en sus decisiones de inversión de aquí a mayo de 2021.
▪ La Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) está evaluando la posibilidad de imponer la inclusión de criterios ESG, aunque sin fecha definitiva. El grupo de trabajo de la SFC publicó recientemente sus dos objetivos principales: promover las finanzas verdes y mitigar el riesgo climático y ESG en el sistema de fondos de pensiones.
▪ La PREVIC (Superintendencia Nacional de Fondos de Pensiones) de Brasil ha realizado consultas a los fondos de pensiones locales sobre qué criterios ESG deben formar parte de sus decisiones de inversión.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Chile se inclina hacia la sustentabilidad

Contributor Image
Reid Steadman

Managing Director, Global Head of ESG & Innovation

Cuando los inversionistas piensan en sustentabilidad, a menudo en lo primero que piensan son empresas progresistas con sede en países nórdicos, Francia o Suiza, pero esta es una visión anticuada. La sustentabilidad se ha expandido más allá de estas regiones, especialmente a América Latina, donde se podría decir fácilmente que los avances en estándares ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG por sus siglas en inglés) importan incluso más. Simplemente hay más terreno que cubrir

Sin embargo, en los mercados emergentes se necesitan más herramientas para ayudar a los inversionistas a tomar decisiones informadas. Con esta necesidad en mente, la Bolsa de Santiago y S&P Dow Jones Indices trabajaron en conjunto para lanzar el nuevo S&P IPSA ESG Tilted Index con el fin de establecer el estándar para la inversión sustentable en el mercado chileno de valores.

Definiendo un benchmark sustentable

El S&P IPSA ESG Tilted Index es un benchmark de sustentabilidad moderno. Los índices ESG creados en los primeros días del movimiento de inversión sustentable tendían a ser acotados y a enfocarse en las mejores empresas según criterios ESG o a tener un tema único, como la energía limpia. Los índices de referencia ESG han forjado un nuevo camino, en el que todavía se incorporan criterios ESG rigurosos, pero de una forma que retiene un conjunto amplio de empresas, lo que tiende a generar rendimientos menos volátiles y más parecidos a un benchmark. El S&P IPSA ESG Tilted Index se ajusta a este nuevo molde.

La inclinación del índice principal, el S&P IPSA, hacia empresas más sustentables es la característica que define este índice y, en última instancia, lo que impulsa las mejoras en materia de sustentabilidad. Sin embargo, antes de este ajuste clave, se realizan algunas exclusiones básicas que son coherentes con las normas internacionales.

En primer lugar, se excluyen empresas que sobrepasan los umbrales de ingresos relacionados con actividades comerciales comúnmente vistas como poco deseables por inversionistas en sustentabilidad a nivel mundial. Esto incluye la participación en las industrias de armas convencionales (como armas nucleares o químicas), tabaco, extracción de carbón o generación de energía a base de carbón. Además, se excluyen empresas que no cumplen con los criterios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas debido a violaciones relacionadas con derechos humanos, corrupción, derechos laborales y medio ambiente.

Luego de realizar estas exclusiones, se modifica la ponderación de los componentes con base en sus puntuaciones ESG de S&P DJI, una medida holística de sustentabilidad basada en la Evaluación de Sustentabilidad Empresarial de S&P Global (CSA, por sus siglas en inglés). La metodología del índice detalla este proceso, pero, en resumen, las empresas son estandarizadas dentro de sus grupos de industrias según sus puntuaciones ESG y reciben una “puntuación de inclinación”. La ponderación original de la empresa que forma parte del S&P IPSA se multiplica por su puntuación de inclinación para obtener su nueva ponderación en el S&P IPSA ESG Tilted Index.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Las acciones latinoamericanas cierran el año en rojo a pesar del cuarto trimestre más fuerte en 20 años

Contributor Image
Silvia Kitchener

Director, Global Equity Indices, Latin America

La volatilidad es a menudo el factor persistente en los mercados de América Latina. Si bien 2020 no fue una excepción, los mercados globales también montaron la ola de la volatilidad generada por el COVID-19. La pandemia global exacerbó la incertidumbre en todo el mundo y todos los mercados de capitales se vieron afectados, en particular durante el primer trimestre de 2020.

El S&P Latin America BMI experimentó la mayor pérdida (-46.0%) entre nuestros principales índices regionales en el primer trimestre, seguido del S&P MILA Pacific Alliance Composite (-37.5%), que representa a América Latina excluyendo a Brasil. Las acciones latinoamericanas subieron en el segundo trimestre, más o menos en acorde con la recuperación mundial, pero luego cayeron en el tercer trimestre. Impulsado por el optimismo económico global tras los anuncios del desarrollo de vacunas, el S&P Latin America BMI encabezó la tabla de clasificación en el cuarto trimestre, subiendo más de 30%, pero eso no fue suficiente para reponerse de las pérdidas de principios de año, ya que el índice terminó el año con una caída de 12.9%.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Los mercados de valores de América Latina tuvieron dificultades para mantener resultados positivos en el tercer trimestre de 2020

Contributor Image
Silvia Kitchener

Director, Global Equity Indices, Latin America

En el tercer trimestre de 2020, observamos una continuación del repunte global de los mercados de valores liderado por el sector tecnológico. En este período, el S&P 500® subió 8.9%, el S&P Europe 350® tuvo un alza de 4.3%, y el S&P Pan Asia BMI avanzó 8.9%, mientras que el S&P Developed Ex-U.S. BMI y el S&P Emerging BMI aumentaron 6.3% y 9.0%, respectivamente. La historia fue diferente en América Latina, donde el mercado de valores tiene poca exposición a las empresas de tecnología, aunque algunos mercados se beneficiaron del auge de las acciones mineras.

En general, las acciones latinoamericanas se mantuvieron estables (-0,2%) en dólares, según la medición del S&P Latin America BMI, un índice regional amplio diseñado para medir el desempeño de 289 acciones de Brasil, Chile, Colombia, México y Perú. Sin embargo, el S&P Latin America 40, que representa las 40 acciones más grandes (por capitalización de mercado) y más líquidas, cayó 2.0% en el trimestre en medio de los continuos estragos causados por el COVID-19 en la salud pública y la economía local.

En el frente económico, los analistas de S&P Global Ratings informaron recientemente que América Latina está en medio de una recuperación. No obstante, el pronóstico del PIB en 2020 para todos los países de la región seguirá siendo el de una contracción. Debido al importante volumen de exportaciones a China y a los confinamientos menos estrictos, la contracción económica de Brasil será menos severa de lo que se había proyectado originalmente, mientras que otros países como Argentina, Colombia, México y Perú estarán peor de lo esperado. Por su parte, Chile se encuentra bien encaminado. Muchas variables afectarán la profundidad y velocidad de la recuperación a medida que los países intentan salir de la peor pandemia en más de 100 años.

A nivel de sectores, Tecnologías de la Información, Materiales e Industrial fueron los ganadores del trimestre con rendimientos positivos de 19.1%, 15.2% y 8.3%, respectivamente. Los peores resultados correspondieron a Energía, Servicios de Utilidad Pública y Finanzas, que cayeron 9.1%, 6.8% y 6.4%, respectivamente.

La economía de Argentina es una de las más perjudicadas de la región, pero los economistas esperan que el tercer trimestre de 2020 sea el comienzo de su estabilización gradual. S&P Global Ratings ha elevado la calificación del país basándose en una nueva propuesta de reestructuración de su deuda a fin de evitar otro incumplimiento de la deuda soberana. El S&P MERVAL subió 7% en pesos argentinos durante el trimestre, período en que el S&P/BYMA General Construction Index lideró los resultados a nivel de sectores (alza de 42.5%). Las mayores pérdidas provinieron del sector de Energía (-8.9%).

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Poniéndose al día con los aspectos básicos de la construcción de índices

Contributor Image
Koel Ghosh

Head of South Asia

¿Por qué elegir la inversión basada en índices? Sí, usualmente se consideran los méritos de la diversificación y el bajo costo, aunque un beneficio crucial que muchos no notan es la transparencia que ofrece la metodología de un proveedor de índices independiente. Para entender en qué se basan la creación y metodología de un índice, es importante señalar que no se trata de una selección aleatoria de títulos para representar el concepto o el diseño del índice. Entonces, revisemos algunos aspectos básicos de la construcción de índices.

Los índices ofrecen una amplia gama de opciones con métodos de cálculo que pueden variar. La mayoría de los índices de renta variable son ponderados por capitalización de mercado y capitalización de mercado ajustada al capital flotante, en que la ponderación de cada acción es proporcional a su valor de mercado ajustado al capital flotante. Algunos índices accionarios son ponderados por el precio, es decir, la ponderación de sus componentes es determinada solamente por los precios de las acciones que componen el índice. Un ejemplo sería el Dow Jones Industrial Average® . Luego están los índices cuyos componentes son ponderados equitativamente. Puede haber restricciones en el índice, según las que a ciertos componentes se les asigna una ponderación mínima o máxima, y esto puede aplicarse también a los sectores. Otras opciones que se  pueden añadir a la variedad son los índices apalancados e inversos, que devuelven múltiplos positivos o negativos de sus respectivos índices subyacentes; los índices de dividendos, que hacen un seguimiento de los pagos totales de dividendos de los componentes del índice, y la lista continúa.

Una pregunta común es cómo se calcula exáctamente un índice. ¿Es un promedio simple o hay alguna fórmula compleja que calcula el número mágico? Un concepto fundamental para entender el cálculo de un índice sería el divisor del índice. En un índice ponderado por capitalización de mercado cuya cartera esté compuesta por todas las acciones disponibles de las compañías del índice, el valor total será elevado (por ejemplo, el valor de mercado ajustado al capital flotante del S&P 500® se encuentra en los trillones de dólares). Por lo tanto, para simplificarlo, el número se reduce dividiendo el valor de mercado de la cartera por un factor, generalmente llamado divisor.

Un índice no se comporta como una cartera de inversiones, dado que la acción que es agregada o eliminada de un índice no modificaría el nivel del índice, en contraste con el valor de la cartera, que normalmente cambiaría para reflejar los movimientos en sus participaciones. Para garantizar que el valor del índice (o su valor) no cambie cuando se agreguen o excluyan acciones, se ajusta el divisor para compensar el cambio en el valor de mercado del índice. Por lo tanto, el divisor tiene un papel fundamental en la capacidad del índice de proporcionar una medición continua de la valuación del mercado cuando se producen cambios en las acciones incluidas en el índice. De forma similar, algunos eventos corporativos que generan cambios en el valor de mercado de las acciones en un índice no se deberían ver reflejados en el nivel del índice. Se realizan cambios al divisor para eliminar el impacto de tales eventos corporativos. Existe una amplia gama de eventos corporativos diferentes, desde la emisión o recompras rutinarias de acciones hasta eventos menos frecuentes como las escisiones o fusiones. El proveedor de índices detalla el impacto de esos eventos corporativos en su documento de metodología. La aplicación de esos cambios depende del tipo de índice y la necesidad de ajustes con respecto al evento anunciado.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Procesando ...