EN ESTA LISTA

Una mirada a los bonos verdes: Combinando sustentabilidad con renta fija

Una mirada a los bonos verdes: Combinando sustentabilidad con renta fija

ETFs en las Inversiones de Compañías de Seguros – 2020

Encuesta a CIOs de seguros en México

El dilema de la gestión activa

Una mirada a los bonos verdes: Combinando sustentabilidad con renta fija

Contributor Image
Brian D. Luke

Global Head of Fixed Income Indices

Contributor Image
Aye Soe

Managing Director, Global Head of Core and Multi-Asset Product Management

Contributor Image
Kevin Horan

Director, Fixed Income Indices

En los últimos años, cada vez más participantes del mercado han mostrado interés por inversiones basadas en sustentabilidad y han comenzado a integrar elementos de factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) en sus procesos de inversión. Diversas justificaciones se han elaborado para incluir tales factores.

La primera es que, desde una perspectiva de riesgo/rendimiento, las empresas que consideran la inversión de impacto y prácticas ESG asociadas a sus actividades comerciales tienen mayor probabilidad de adelantarse a sus pares. Desde el punto de vista ambiental, gestionar activamente la huella ambiental de un portafolio de inversiones puede ayudar a disminuir la exposición a compañías que enfrenten riesgos legales y reputacionales, así como proveer una cobertura con respecto a cambios futuros en la normativa. Por ejemplo, a medida que el mundo emprende una transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono, las empresas que han sido proactivas estarán mejor posicionadas para adaptarse a las nuevas regulaciones, a la innovación o a un vuelco en el apetito de los consumidores.

La segunda justificación para invertir en este tipo de compañías proviene de valores y metas sociales o personales. Estos inversionistas buscan crear portafolios que posean un equilibrio entre los rendimientos financieros y los objetivos de su misión.

Más allá de las justificaciones, existe una amplia variedad de opciones que los inversionistas en renta fija pueden explorar. Uno de los enfoques comunes ha sido confiar en parámetros de evaluación o clasificaciones que miden el impacto ESG de las operaciones de las empresas, y traspasar estas puntuaciones a los activos. El principal desafío de este enfoque es que hoy en día no existe un estándar claro de medición en el mercado. Investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), que trabajaron en el proyecto Aggregate Confusion, concluyeron que al comparar “dos de las cinco principales agencias de clasificación ESG y calcular la correlación entre las puntuaciones en un año particular, es probable obtener un correlación del orden de 10% a 15% (al menos la correlación es positiva). Es muy probable (cerca de 5% a 10% de las compañías) que la empresa situada en el 5% superior de una agencia pertenezca al 20% inferior de la otra”.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Una mirada a los bonos verdes: Combinando sustentabilidad con renta fija

Contributor Image
Brian D. Luke

Global Head of Fixed Income Indices

Contributor Image
Aye Soe

Managing Director, Global Head of Core and Multi-Asset Product Management

Contributor Image
Kevin Horan

Director, Fixed Income Indices

En los últimos años, cada vez más participantes del mercado han mostrado interés por inversiones basadas en sustentabilidad y han comenzado a integrar elementos de factores ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG) en sus procesos de inversión. Diversas justificaciones se han elaborado para incluir tales factores.

La primera es que, desde una perspectiva de riesgo/rendimiento, las empresas que consideran la inversión de impacto y prácticas ESG asociadas a sus actividades comerciales tienen mayor probabilidad de adelantarse a sus pares. Desde el punto de vista ambiental, gestionar activamente la huella ambiental de un portafolio de inversiones puede ayudar a disminuir la exposición a compañías que enfrenten riesgos legales y reputacionales, así como proveer una cobertura con respecto a cambios futuros en la normativa. Por ejemplo, a medida que el mundo emprende una transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono, las empresas que han sido proactivas estarán mejor posicionadas para adaptarse a las nuevas regulaciones, a la innovación o a un vuelco en el apetito de los consumidores.

La segunda justificación para invertir en este tipo de compañías proviene de valores y metas sociales o personales. Estos inversionistas buscan crear portafolios que posean un equilibrio entre los rendimientos financieros y los objetivos de su misión.

Más allá de las justificaciones, existe una amplia variedad de opciones que los inversionistas en renta fija pueden explorar. Uno de los enfoques comunes ha sido confiar en parámetros de evaluación o clasificaciones que miden el impacto ESG de las operaciones de las empresas, y traspasar estas puntuaciones a los activos. El principal desafío de este enfoque es que hoy en día no existe un estándar claro de medición en el mercado.

Investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), que trabajaron en el proyecto Aggregate Confusion, concluyeron que al comparar “dos de las cinco principales agencias de clasificación ESG y calcular la correlación entre las puntuaciones en un año particular, es probable obtener un correlación del orden de 10% a 15% (al menos la correlación es positiva). Es muy probable (cerca de 5% a 10% de las compañías) que la empresa situada en el 5% superior de una agencia pertenezca al 20% inferior de la otra”.

En renta fija, los bonos verdes podrían resolver este problema y ofrecer una oportunidad para que los inversionistas añadan un elemento de inversión de impacto a sus exposiciones centrales de manera sencilla. Adicionalmente, en comparación con otros indicadores ambientales disponibles, podría decirse que los bonos verdes son la medida que más impacto tendrá en el futuro.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

ETFs en las Inversiones de Compañías de Seguros – 2020

Contributor Image
Raghu Ramachandran

Head of Insurance Asset Channel

INTRODUCCIÓN

Las compañías de seguros invirtieron por primera vez en ETFs (fondos operados en bolsa) en el año 2004. Desde entonces, estas empresas han continuado aumentando su inversión en ETFs, tanto en el monto absoluto que invierten como en la proporción de los activos admitidos. Este tercer análisis anual del uso de ETFs en cuentas generales de seguros muestra la amplitud del uso que las aseguradoras hacen de los ETFs.

La Asociación Nacional de Comisionados de Seguros (NAIC por su sigla en inglés) exige que todas las compañías de seguros de EE. UU. presenten una declaración anual ante los organismos reguladores estatales. Esta declaración incluye una lista detallada de todos los títulos mantenidos por las compañías de seguros. S&P Global Market Intelligence (SPGMI) recopila estos datos obtenidos de la NAIC y los hace disponibles en un formato utilizable. Usamos esta base de datos para extraer todas las participaciones de compañías de seguros en ETFs, tanto actuales como históricas. Adicionalmente, First Bridge, un compañía analítica que provee datos de ETFs, proporciona una lista de los ETFs de EE. UU., así como las características de cada fondo, incluyendo clase de activos, estrategia de inversión en acciones, calidad crediticia de bonos, etc. Combinamos la clasificación de First Bridge con la información de las declaraciones reglamentarias a fin de comprender mejor la manera en que las aseguradoras utilizan los ETFs.

RESUMEN

Al cierre de 2017, las compañías de seguros de EE. UU. presentaban US$ 27.2 mil millones invertidos en ETFs. Esto representa una pequeña fracción de los US$ 3.4 billones en activos en administración (AUM) de ETFs y menos de la mitad del 1% de los activos admitidos de las compañías de seguros estadounidenses.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Encuesta a CIOs de seguros en México

Contributor Image
Kelsey Stokes

Associate Director, Marketing

Contributor Image
Raghu Ramachandran

Head of Insurance Asset Channel

PANORAMA GENERAL

En febrero de 2020, S&P Dow Jones Indices y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) llevamos a cabo nuestra segunda encuesta anual a CIOs de seguros en México, que abordó el estado de la industria de seguros local.

El objetivo de la encuesta anual es tener una mejor comprensión de cómo las aseguradoras mexicanas invierten y asignan sus excedentes de capital y cuáles son sus puntos de vista acerca de temas como la regulación, las estrategias pasivas y la aplicación de criterios de inversión ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG). Con cada encuesta anual, nuestra meta es reflejar el estado del panorama de la inversión en seguros desde la perspectiva de los responsables de la toma de decisiones de inversión.

Realizamos la encuesta entre el 4 y el 28 de febrero de 2020, antes de la agresiva propagación del COVID-19 en América del Norte y la declaración del virus como pandemia mundial por la Organización Mundial de la Salud. Por lo tanto, el coronavirus y sus posibles consecuencias para los mercados financieros no estaban en el pensamiento de los responsables de inversión como lo están ahora. Las respuestas a las preguntas relacionadas con los rendimientos esperados, ajustes en las asignaciones, preocupaciones y proyecciones económicas; representan las perspectivas de los encuestados antes de la crisis y en condiciones de mercado comparativamente “normales”.

En el presente informe se resumen las perspectivas de los encuestados
sobre los siguientes temas:

  • Inversiones y asignación de activos, centrándose en los excedentes de capital;
  • Sensibilidad a la regulación y posibles impactos de la misma;
  • La aplicación de criterios de ESG en el proceso de inversión;
  •  La inversión basada en índices y el uso de estrategias e instrumentos
    pasivos; e
  •  Indicadores económicos para el 2020.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

El dilema de la gestión activa

Contributor Image
Craig Lazzara

Managing Director, Global Head of Index Investment Strategy

Contributor Image
Anu R. Ganti

Senior Director, Index Investment Strategy

Contributor Image
Fei Mei Chan

Director, Index Investment Strategy

Contributor Image
Tim Edwards

Managing Director, Index Investment Strategy

RESUMEN

Por lo general, se asocia la volatilidad del mercado por debajo de la media con rendimientos sobre el promedio. Así que, si se diera a elegir entre alta y baja volatilidad, la mayoría de los inversionistas preferiría esta última.

• Sin embargo, para los administradores activos esta elección es menos obvia: una volatilidad del mercado más baja se asocia con una menor correlación y dispersión, ambas variables que hacen más difícil justificar la gestión activa.

• Generalmente, las carteras activas son más volátiles que sus benchmarks (qué tanto más volátiles depende en parte de las correlaciones). Los administradores activos pagan un costo implícito asociado a la concentración, que aumenta cuando las correlaciones disminuyen.

• Una baja dispersión dificulta la creación de valor agregado a los administradores activos y reduce el rendimiento acumulado de aquellos que logran crearlo.

• Estas perspectivas resaltan el conflicto entre los objetivos de generación de rendimientos absolutos y relativos.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Procesando ...