EN ESTA LISTA

Índices de América Latina: 2° trimestre 2018

Peso mexicano y las elecciones

Entendiendo la contribución al riesgo de las clases de activos en los S&P/BMV Mexico Target Risk Indices

Reponderación de los factores ESG: ¿Importa cambiar la ponderación de los componentes?

Presentando el Scorecard de Persistencia para América Latina

Índices de América Latina: 2° trimestre 2018

Contributor Image
Silvia Kitchener

Director, Global Equity Indices, Latin America

El segundo trimestre de 2018 mostró que la volatilidad reina en América Latina. El primer trimestre presentó rendimientos sólidos para la región, con México a la zaga. Sin embargo, en este segundo trimestre, esos resultados positivos prácticamente desaparecieron para lo que va del año y América Latina regresó a territorio negativo. Las recientes elecciones presidenciales en México y Colombia, así como las próximas elecciones en Brasil, han generado incertidumbre a nivel económico. Brasil, que es el mayor mercado de la región, tuvo un segundo trimestre considerablemente difícil. Durante este periodo, el país experimentó una significativa depreciación de su moneda, alzas en las tasas de inflación, al igual que desafíos fiscales y políticos que en gran parte contribuyeron al desplome de la región. Durante el segundo trimestre, el S&P Brazil BMI tuvo una caída de 26% medido en dólares (USD), mientras que los índices regionales S&P Latin America BMI y S&P Latin America 40 retrocedieron 18% y 19%, respectivamente.

Es indiscutible que América Latina está pasando por grandes dificultades. Sin embargo, en cuanto a los índices, uno de los factores que ha tenido mayor impacto ha sido la fluctuación del cambio de la moneda. Todos los índices locales y regionales presentaron caídas abruptas en su desempeño al observar sus rendimientos medidos en dólares (USD), mientras que los inversionistas locales encontraron un panorama diferente en la región. Un buen ejemplo de esto es el S&P MILA Pacific Alliance Composite, índice que excluye a Brasil. La región amplia de 141 acciones presentó rendimientos de -5% en dólares durante el trimestre, sin embargo, en pesos chilenos y mexicanos, los rendimientos fueron positivos: 2.7% y 2.5%, respectivamente. En pesos colombianos, el índice no presentó variaciones (0.1%) y en nuevos soles peruanos, registró un descenso de 3%. Esto demuestra que, dependiendo del país, el cambio de la moneda juega un papel importante en el desempeño del índice.

A pesar de este bajo desempeño, se registraron algunos resultados positivos, especialmente en México y Colombia. Los indicadores S&P/BMV IPC y S&P Colombia Select exhibieron un desempeño sólido en moneda local, generando rendimientos de 4.4% y 10.4%, respectivamente. Otro segmento en el que se registraron resultados positivos fue el sector de energía de la región de la Alianza del Pacífico, que presentó rendimientos cercanos a 4% durante el trimestre y de 64% en lo que va del año (hasta junio de 2018), medidos en dólares.

La volatilidad es el factor más importante en América Latina y será interesante ver lo que ocurre el próximo trimestre. Hasta ahora, las elecciones presidenciales en México casi no han tenido impacto en el mercado y, en la primera semana de julio, Brasil regresó a territorio positivo. No obstante, son muchas las semanas que quedan hasta el próximo trimestre. Manténganse atentos a las novedades.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Peso mexicano y las elecciones

Contributor Image
Jaime Merino

Director, Asset Owners Channel

Este artículo se publicó originalmente como IndexologyBlog post el 29 de junio de 2018.

Las elecciones generales (presidente, senado y cámara de diputados) están a la vuelta de la esquina. Los ojos de todos los mexicanos y muchas personas en todo el mundo están en el partido México-Brasil de la Copa del Mundo - espera, esa es otra historia.

Nadie sabe cuál será el resultado de las elecciones. Hemos visto diferentes eventos en los que las encuestas estaban equivocadas (por ejemplo, México venció a Alemania en el partido el 17 de junio de 2018). Sin embargo, el mercado incorpora estas expectativas en muchas variables, siendo una el tipo de cambio. El Gráfico 1 muestra cómo se comportó el peso mexicano antes y después de las dos últimas elecciones (2006 y 2012).

Podemos ver que antes de las elecciones, la tendencia en 2012 y 2018 era similar, y después de las elecciones de 2006 y 2012, la tendencia fue una apreciación del tipo de cambio. Sabemos que las elecciones no son el único factor que mueve el peso mexicano; por ejemplo, en 2018 debido al TLCAN, ha mostrado mucha volatilidad.

El Gráfico 2 muestra cómo los Índices S&P/BMV Sovereign International UMS Bond diseñados para medir el rendimiento de los títulos del gobierno mexicano emitidos fuera de México en dólares estadounidenses, se desempeñaron antes y después de las elecciones. 

En 2018, las elecciones no han sido el único factor que ha afectado al peso mexicano. El Banco de México ha seguido las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal de EE.UU. y ha aumentado la tasa de interés interbancaria a un día 50 pb para situarse en el 7.75%. En 2012, la tasa fue constante en 4.50%.

Cualquier resultado el domingo 30 de junio de 2018 seguramente tendrá un impacto en México. Al caer la noche, podemos tener un nuevo presidente electo, pero a las 9:00 a.m. (hora local) del lunes 2 de julio de 2018, México jugará contra Brasil en la Copa del Mundo. Parece que la atención a las noticias para ver cómo fueron las elecciones tendrá que ser compartida con el partido.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Entendiendo la contribución al riesgo de las clases de activos en los S&P/BMV Mexico Target Risk Indices

Contributor Image
María Sánchez

Associate Director, Global Research & Design

La serie S&P/BMV Mexico Target Risk incluye cuatro índices multi-activos cuyo propósito es funcionar como benchmarks del sistema mexicano de pensiones, con base en los niveles de tolerancia al riesgo de los participantes de los planes. Por lo general, las personas más jóvenes con un mayor horizonte de tiempo antes del retiro tendrán una mayor tolerancia al riesgo y, por lo tanto, una exposición más alta a activos riesgosos tales como acciones, mientras que personas mayores tendrán exposición a activos más conservadores, tales como bonos nominales y bonos vinculados a la inflación de corto plazo. Como se señala en nuestra investigación, “Benchmarks para estrategias de inversión de ciclo de vida: presentando los S&P/BMV Mexico Target Risk Indices”, utilizamos índices líquidos e invertibles para representar cada clase de activos.

Con la finalidad de representar estrategias de inversión con niveles variables de apetito de riesgo, los índices de la serie presentan asignaciones en varias clases de activos a fin de alcanzar su objetivo de riesgo respectivo. Por lo tanto, es importante entender las fuentes de riesgo de los portafolios. En este artículo, descomponemos el riesgo de cada portafolio según clase de activos, de modo que sea posible identificar y atribuir la porción de riesgo realizado proveniente de cada índice.

A fin de evaluar la contribución de cada clase de activos al riesgo del portafolio, primero calculamos la matriz de covarianza ponderada de todos los índices que representan las diferentes clases de activos en la serie de índices. Como es posible observar en las ecuaciones de la nota al pie de página, la contribución de una determinada clase de activos a la volatilidad de un portafolio se calcula mediante la correlación entre la clase de activos y el portafolio del índice, multiplicada por la volatilidad de la clase en cuestión y su peso en el portafolio. La correlación y la volatilidad se calculan utilizando los rendimientos diarios en períodos anuales desde 2009 hasta 2017.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Reponderación de los factores ESG: ¿Importa cambiar la ponderación de los componentes?

En una anterior serie de artículos, examinamos la relación que tienen las puntuaciones de los factores ambiental (E), social (S) y de gobierno corporativo (G) con el desempeño futuro de las acciones. En los tres casos, los resultados muestran que las carteras de los primeros quintiles superaron el desempeño de las carteras de los quintiles más bajos. Sin embargo, un análisis más profundo reveló que la cartera clasificada según el criterio de gobierno corporativo presentó el mayor diferencial entre el primer y último quintil (1.68%), mientras que la cartera clasificada según el criterio social registró el diferencial más bajo (1.34%) durante un horizonte de inversión a largo plazo (entre enero de 2001 y diciembre de 2017). En períodos de mediano plazo, como cinco años, el diferencial de la cartera clasificada según el criterio ambiental fue el más alto (2.70%), mientras que la cartera clasificada según el criterio social tuvo el peor desempeño (-0.63%).

Por ende, aquellos participantes del mercado que están interesados en los factores ESG deberían tomar en cuenta su horizonte temporal de inversión y las expectativas de rendimiento asociadas a tal horizonte.

De acuerdo con el proceso de puntuación de RobecoSAM, las ponderaciones relativas de los componentes de la puntuación ESG varían de industria a industria debido a diferencias de materialidad. Por ejemplo, según se muestra , la dimensión ambiental ameritó una mayor ponderación en la industria de compañías eléctricas en comparación con la industria bancaria o farmacéutica, mientras que la dimensión de gobierno corporativo presentó el mayor peso en la industria farmacéutica. La puntuación ESG total se calculó después de aplicar estas ponderaciones específicas de cada industria a los factores E, S y G.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Presentando el Scorecard de Persistencia para América Latina

Contributor Image
Phillip Brzenk

Head of Multi-Asset Indices

Dando continuidad a estudios similares realizados por S&P Dow Jones Indices sobre fondos de gestión activa en Estados Unidos y Australia, presentamos el Scorecard de Persistencia para América Latina. Los dos estudios ya mencionados han demostrado que los fondos con mejor desempeño tienen pocas posibilidades de repetir sus resultados exitosos en años posteriores. Con el fin de determinar si es posible alcanzar conclusiones similares para América Latina, analizamos el desempeño de fondos activos en Brasil, Chile y México

El Scorecard de Persistencia para América Latina presentó dos estadísticas clave. En primer lugar, se midió la persistencia en el desempeño de los fondos con mejores resultados que se mantuvieron en el primer cuartil o en la primera mitad durante períodos de tres y cinco años consecutivos. En segundo lugar, las matrices de transición mostraron los movimientos de los fondos entre cuartiles y mitades a lo largo de dos períodos independientes de tres años. Estas matrices también midieron el porcentaje de fondos fusionados o liquidados durante el período de estudio.

mide la persistencia en el desempeño de los fondos del primer cuartil con base en sus rendimientos en 2013 (año cero). Con el fin de determinar si estos fondos lograron mantener resultados elevados, se comparó su desempeño con el universo respectivo en cada uno de los cuatro años siguientes.

pdf-icon PD F Descargar artículo completo

Procesando ...