Regístrese hoy mismo

y en menos de un minuto podrá acceder a:Titulares de última horaAnálisis y reportajesVídeos, podcasts y blogs sobre materias primasMuestras de precios e información de mercadoInformes especialesAvisos a los suscriptores y alertas diarias por correo electrónico

¿Ya tiene una cuenta?

Inicie sesión para registrarse

¿Olvidó su contraseña?

En esta lista
Petróleo

México apuesta por Pemex en un mercado de combustibles en retroceso

Gas natural | Petróleo

Platts Scenario Planning Service

Electricidad | Energía eléctrica | Renovables | Energy Transition

EE. UU. invertirá un total de 55.000 millones en energía limpia en 2020

Electricidad | Energía eléctrica | Renovables | Energy Transition

EE. UU. invertirá un total de 55.000 millones en energía limpia en 2020

México apuesta por Pemex en un mercado de combustibles en retroceso

Lo más destacado

Pemex lucha por la venta y distribución de combustibles

Rumbo inminente hacia la electrificación de la economía

Ciudad de México — México está ayudando a la empresa estatal Pemex a mantener su participación de mercado en la venta y distribución de combustibles, a pesar de que ese mercado está destinado a desaparecer lentamente a medida que se afianza la transición energética global, señalaron los panelistas durante un webinar organizado por el bufete de abogados Mijares-Angoitia.

¿No está registrado?

Reciba alertas diarias y avisos para suscriptores por correo electrónico; personalice su experiencia.

Registro

El Gobierno Federal actualmente está fortaleciendo a Pemex mediante el uso de prácticas que a veces resultan anticompetitivas, expresó Alejandra Palacios, directora de Cofece, el organismo de control antimonopolio mexicano, durante el seminario web sobre competencia del 6 de noviembre. La estrategia ha sido particularmente evidente en el mercado de combustibles, explicó Palacios, pero en unos años, cuando los vehículos eléctricos y otras tecnologías que contemplan el cambio climático estén aquí, ese mercado ya no será relevante, añadió.

"Hay tendencias que no podemos detener", sentenció Palacios, refiriéndose a la electrificación de vehículos.

Palacios destacó las formas en las que el Gobierno mexicano ha ayudado recientemente a Pemex a recuperar su poder de mercado a través de lo que llamó "discriminación regulatoria". Esta discriminación es una de las formas en que los monopolios mantienen su influencia y, en México, incluye prácticas como retrasar los permisos de importación, explicó.

Estas prácticas han sido mencionadas por el regulador en quejas formales y destacadas recientemente por senadores estadounidenses en una carta al presidente, informó anteriormente S&P Global Platts.

Hay más de 600 permisos relacionados con los mercados de gasolina, diésel o combustible de aviación (jet fuel) en espera de la aprobación de la Comisión Reguladora de Energía del país, según la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), la asociación más grande de propietarios de estaciones de servicio de México. De acuerdo con los datos de Onexpo, los permisos son principalmente para importar combustibles.

Durante 2019, México importó 1,2 millones de barriles diarios en promedio de productos refinados de Estados Unidos, según un informe reciente de la Administración de Información de Energía del país norteamericano. Los datos de S&P Global Platts Analytics muestran que la demanda de gasolina en México se contraerá en aproximadamente 120.000 barriles con respecto a los niveles de 2019 en 2020 como resultado de la pandemia. Por otro lado, la demanda de diésel será aproximadamente 80.000 barriles menor.

Alteración del mercado

Usar una regulación específica para tratar de modificar cualquier mercado relevante se vuelve realmente complicado cuando se trata de tecnología, ya que el mercado naturalmente se inclinará hacia lo que es mejor, comentó Pedro Haas, jefe de práctica de consultoría de la firma comercial de materias primas Hartree Partners.

"La alteración del mercado sin considerar los costos de la reducción de carbono puede tener consecuencias no deseadas", añadió.

Rosanety Barrios, consultora energética independiente, estuvo de acuerdo durante el panel en que la transición es necesaria e inevitable, pero argumentó que los países latinoamericanos ricos en hidrocarburos deben hacer la transición a la energía verde utilizando los ingresos de estos abundantes recursos.

"No podemos darnos el lujo de ceder estos recursos de un día para otro; los recursos tienen que financiar la transición", precisó.

México produce la mayor parte de los aproximadamente 60 GW/día de energía que consume en promedio con gas natural, según los datos de la Secretaría de Energía. La demanda de gas natural en el país durante septiembre fue de unos 7,5 Bcf/día, de los cuales México importó 5,2 Bcf/día, principalmente de Estados Unidos, según Platts Analytics.