En esta lista
Gas natural | Petróleo

Argentina congela políticas destinadas a incrementar la producción de petróleo shale

Energy Transition

Global Integrated Energy Model

Gas natural | LGN | Petróleo | Crudo

La OPEP espera más demanda de crudo y rebaja el pronóstico de suministro de los países no miembros

Gas natural | LGN | Petróleo | Crudo

La OPEP espera más demanda de crudo y rebaja el pronóstico de suministro de los países no miembros

Argentina congela políticas destinadas a incrementar la producción de petróleo shale

Lo más destacado

Descenso de demanda mundial limita posibilidades de exportación

Esfuerzos se centrarán en estabilidad producción a niveles bajos

El objetivo podría lograrse fijando un precio mínimo local de 45 USD/b

Buenos Aires — Argentina ha pospuesto la aplicación de políticas e incentivos para aumentar la producción de petróleo del yacimiento de shale de Vaca Muerta en un momento en el que la acumulación de suministros de crudo en todo el mundo está limitando las oportunidades de exportación, según ha declarado el ministro de Desarrollo Productivo del país, Matías Kulfas.

¿No está registrado?

Reciba alertas diarias y avisos para suscriptores por correo electrónico; personalice su experiencia.

Registro

"Vaca Muerta es una reserva muy significativa, pero claramente en este contexto internacional es un tema que tendrá que esperar", afirmó Kulfas, responsable de la estrategia energética del país, a última hora del martes en referencia a la fuerte caída de la demanda mundial de petróleo.

En una entrevista concedida a TN, cadena de noticias de televisión por cable de Argentina, Kulfas explicó que los cierres de la economía para contener el brote del coronavirus en todo el mundo han reducido la demanda mundial de petróleo en un 30%, lo que hace más difícil que Argentina exporte.

Además, el ministro ha explicado que una fuerte caída de los precios del petróleo en el mercado internacional ha reducido la rentabilidad de las ventas, lo que supone que, si el Gobierno decide promocionar algún producto, la opción que tiene más sentido desde el punto de vista económico son las exportaciones agrícolas.

"La totalidad del complejo agro-industrial exporta 30.000 millones de dólares [al año]", explica. "El sector de la energía exporta 3.000 millones de dólares, es decir, 10 veces menos".

El sector del petróleo ha sido uno de los que más ha sufrido las consecuencias de la crisis del coronavirus en Argentina, lo que suscita inquietud respecto a la posibilidad de un descenso de la producción.

Aunque algunas de las empresas que más producen (como Chevron, Shell y YPF, esta última respaldada por el estado argentino) han estado exportando algunos volúmenes de crudo, no ha bastado para compensar el desplome de las ventas locales.

La mayoría de las estimaciones apuntan a que la demanda local no supera los 200.000 barriles diarios, menos de la mitad que los 450.000-500.000 barriles diarios de media. El descenso supone una reacción a la decisión del Gobierno de cerrar la economía del 20 de marzo al 26 de abril, quizá durante más tiempo, en un intento de frenar la propagación del coronavirus. La mayoría de las estimaciones indican que, en un momento en el que la mayoría de los 45 millones de habitantes del país están sujetos a órdenes de cuarentena, la demanda de diésel y gasolina ha caído un 80-90%.

De hecho, YPF, Raizen (con respaldo de Shell) y otras empresas de refinería suspendieron las operaciones a principios de este mes, obligando a los productores a cerrar los pozos.

SE PLANTEAN MEDIDAS DE ALIVIO

Kulfas afirmó ser consciente de las consecuencias para el sector del petróleo e informó de que está negociando con las refinerías y los productores de petróleo, así como los sindicatos y los gobiernos provinciales, para encontrar soluciones a corto plazo.

La idea es que "hay que establecer un programa que permita sostener la producción y el empleo del sector, aunque sea a un nivel bajo", argumentó. "Hay que ver evitar que se derrumbe la producción local, hoy está sobrando petróleo en Argentina. Las refinerías están llenas, y hay que evitar que las petroleras que están operando decidan levantar equipos porque después no es fácil recuperarlos".

Aunque no especificó qué podría hacer el Gobierno, gran parte del mercado prevé que establecerá un precio mínimo para el petróleo.

Hace unos días, se filtró un borrador de propuesta para crear un precio de referencia de 45 USD/barriles para que las refinerías le compren crudo a los productores, lo que ayudaría a mantener la producción y limitaría el incremento de las importaciones de crudo y derivados del petróleo.

Antes de la crisis sanitaria, la producción de petróleo de Argentina había adoptado una tendencia al alza desde los 479.000 barriles diarios alcanzados en 2017, que representaron el mínimo de los últimos 28 años. Vaca Muerta estaba encabezando este repunte. La producción alcanzó los 508.000 barriles diarios en 2019, mientras que en febrero superaba ya los 516.000 barriles diarios, según los últimos datos de la Secretaría de Energía del país.

El yacimiento, ubicado en el norte de Patagonia, tiene potencial para aumentar la producción nacional hasta los 1,1 millones de barriles diarios, más del doble, para 2030, lo que haría posible incrementar las exportaciones de crudo hasta los 500.000 barriles diarios para entonces desde los 60.000 barriles diarios de 2019, según estimaciones de la Secretaría de Energía.