En esta lista
Energía eléctrica

Los mercados deben cubrir las carencias de generación y transmisión de energía de México

Energía eléctrica

Platts M2MS-Power

Los mercados deben cubrir las carencias de generación y transmisión de energía de México

Lo más destacado

La demanda aumentará más de 70.000 MW para 2023

Las subastas privadas podrían resolver las externalidades de la red y los riesgos de transmisión

Ciudad de México — La reforma energética de México está perdiendo impulso bajo la Administración del presidente López Obrador, lo que obligará a la industria eléctrica a encontrar soluciones innovadoras centradas en el mercado para satisfacer la creciente necesidad de generación y transmisión, según declaró el miércoles un panel de expertos durante la Conferencia Anual de Energía en México de Platts.

La implementación de reformas y la inversión en el sector privado de México ha disminuido durante el último año, según afirmaron los participantes en paneles de la 23.ª conferencia anual, celebrada en Ciudad de México. Sin embargo, el crecimiento de la demanda de electricidad del país no se ralentizado.

De hecho, durante la última década, el consumo de electricidad ha aumentado más rápidamente que el crecimiento del PIB de México. Durante los próximos 10-15 años, el mercado de consumidores necesitará más de 70.000 MW de nuevo suministro.

La mayoría de esta mercancía se obtendrá de proyectos que todavía no están ni construyéndose, ni en las fases de planificación o desarrollo, según Jeff Pavlovic, director de Bravos Energía, una empresa de administración de servicio de generación de energía para el mercado mexicano.

El mercado eléctrico de México también se enfrenta a otros desafíos.

La falta crónica de suministro de electricidad en la Baja California, la Península del Yucatán e incluso las regiones norte y central del país requerirá inversiones enormes en transmisión y distribución para resolver los problemas de suministro eléctrico, caídas de tensión e incluso apagones, según José Cerón Vargas, director general de CFE Capital.

Por otro lado, la generación de energía renovable en México, que se cuenta entre las formas de suministro eléctrico de coste más bajo de todo el mundo, presenta sus propios desafíos relacionados con el equilibrio de carga y la congestión.

Según Pavlovic, la respuesta a los desafíos de México podría obtenerse de soluciones basadas en el mercado que se obtendrían de subastas privadas.

SUBASTAS PRIVADAS

Mientras la generación de energía renovable de México sigue creciendo, el equilibrio de carga plantea un nuevo desafío para los generadores, los consumidores y los operadores de red.

En opinión de Pavlovic, un objetivo de 100% de generación a partir de energías renovables no es óptimo, pero tampoco lo es un 100% de generación de gas.

Las fluctuaciones de la producción de energía eólica y solar de México durante el día suponen que las energías renovables generan externalidades que, a efectos prácticos, las hacen más costosas que el precio de suministro de megavatio por hora de un generador.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), la eléctrica y operador de red estatal de México, absorbe cada vez una proporción mayor del coste del equilibrio de carga en la red de México, que requiere oscilaciones en la proporción de electricidad obtenida del gas natural para compensar la producción de renovables.

Las subastas privadas de electricidad representan una posible solución a las externalidades que hoy por hoy absorbe la CFE.

Según el modelo de Bravos Energía, múltiples generadores y múltiples compradores a los que se otorgan contratos mediante estas acciones pueden ayudar a distribuir de una manera más equitativa la oferta y demanda de electricidad, lo que reduciría los costes del equilibrio de la red.

Las subastas también pueden ayudar a conectar los mercados de la electricidad al incrementar el riesgo de precios en los mercados de transmisión.

Por lo general, los proveedores prefieren vender en su activo de generación o muy cerca de él, mientras que los consumidores suelen preferir comprar electricidad en el lugar en el que se consume.

Según Pavlovic, las subastas privadas ayudan a conectar al mercado otorgándoles a los proveedores primas y a los consumidores descuentos cuando asumen riesgos de transmisión.

Mientras la generación de energía solar sigue aumentando en México, las oscilaciones de los costes de las energías renovables a lo largo del día también deben reflejarse en los precios del mercado, lo que, según Pavlovic, se puede resolver mediante subastas que asignan precios diferentes a la energía generada durante el día y durante la noche.

FINANCIACIÓN

Atraer el tipo de capital nuevo que México necesitará para hacer crecer sus mercados de la generación y la distribución de electricidad durante la próxima década no será fácil, en particular visto que la actual administración presidencial, relativamente nueva, ha puesto en duda el valor de la inversión privada en los mercados de la energía del país.

En el caso de CFE, los límites al gasto financiado a débito complicarán cubrir esta carencia.

Es de esperar que el mercado proporcione otra solución.

El crecimiento observado últimamente en la popularidad de la fibra E (un vehículo de inversión en los que los mercados privados pueden invertir para, en última instancia, obtener beneficios del desarrollo de la infraestructura energética de México) es una buena noticia para México.

De hecho, según Vargas, la propia Fibra E de CFE ha ofrecido este año uno de los mejores rendimientos del capital invertido de este año en los mercados financieros de México.

-- J. Robinson, jrobinson@spglobal.com

-- Editor: Rocco Canonica, newsdesk@spglobal.com