En esta lista
Energía eléctrica | Energy Transition | Petróleo

Saudi Aramco prevé que el mercado del hidrógeno cobrará impulso tras 2030

Energía | Energy Transition

Global Integrated Energy Model

Energía | Energía eléctrica | Gas natural | Energy Transition | Renovables

Eni adquiere 1,2 GW de proyectos de energía eólica y solar en España

Energía | Energía eléctrica | Gas natural | Energy Transition | Renovables | Carbón | Emisiones | Electricidad

TotalEnergies firma un acuerdo por 50 GWh anuales de energías renovables con Air Liquide en Bélgica

Saudi Aramco prevé que el mercado del hidrógeno cobrará impulso tras 2030

Lo más destacado

Aramco tiene previsto anunciar inversiones en hidrógeno

Japón y Corea del Sur, previstos como primeros mercados para el hidrógeno

Petróleo y gas siguen siendo centro de estrategia de la empresa

Dubái — Saudi Aramco se ha puesto como objetivo que su negocio de hidrógeno opere a "escala mundial" para 2030. Este es el plazo en el que la empresa pronostica que el mercado de este combustible limpio crecerá lo suficiente, según declaró el 22 de febrero Ahmed al Khowaiter, director de tecnología de la empresa.

¿No está registrado?

Reciba alertas diarias y avisos para suscriptores por correo electrónico; personalice su experiencia.

Registro

"No pronosticamos mucho crecimiento en el mercado [del hidrógeno] hasta 2030, cuando ya existan la infraestructura y la legislación necesarias", ha afirmado Khowaiter en un encuentro en línea organizado por Aramco, el gigante estatal petrolero de Arabia Saudí. "Creemos que Japón y Corea del Sur será donde aparezcan los primeros mercados de comercio de hidrógeno a finales de la década de 2020 o comienzos de las de 2030".

La empresa sigue analizando el volumen que podría alcanzar la demanda de hidrógen y sus precios, y Khowaiter considera que aún es demasiado pronto para fijar fechas para sus planes. En septiembre, Aramco realizó el primer envío de amoniaco azul del mundo (entre Arabia Saudí y Japón) que iba a utilizarse para generar electricidad.

Khowaiter ha declarado que está previsto un anuncio en el que Aramco informará sobre la decisión que ha tomado respecto a sus planes de inversión en este mercado.

"Asumir la responsabilidad respecto a la enorme demanda de hidrógeno es el paso lógico. Sin embargo, tenemos que invertir en captura de carbono y tecnologías de secuestro", explica Khowaiter. "Estamos intentando diversificar nuestra cartera para incluir productos sin emisiones de dióxido de carbono".

El amoniaco azul se crea a partir del gas natural y está previsto que sea una de las principales formas de hidrógeno transportable, visto que es menos costoso que el amoniaco renovable y resulta más fácil de transportar que el hidrógeno licuado.

El amoniaco verde se crea a partir de fuentes que no emiten dióxido de carbono y, por tanto, es más limpio que el amoniaco azul. Sin embargo, sus costes de desarrollo son muy superiores.

La ciudad sin emisiones de dióxido de carbono Neom, cuya construcción está planeada en Arabia Saudí, formó en el mes de julio un proyecto conjunto con Air Products y ACWA Power para crear un proyecto de hidrógeno verde de 5.000 millones de dólares, el más grande del mundo. Está previsto que el proyecto produzca en torno a 1,2 millones de toneladas anuales de amoniaco para 2025. El director para energía de Neom informó a S&P Global Platts a principios de este mes de que la ciudad podría firmar más acuerdos para crear un "ecosistema" de hidrógeno para satisfacer sus necesidades de electricidad.

Aramco sigue apostando por el petróleo

Aunque Aramco empieza a prestar atención al mercado del hidrógeno, Khowaiter considera que los planes de varios países de prohibir o empezar a retirar los motores de combustión interna son "contraproducentes".

"Vemos que hay mucho potencial para mejorar la eficiencia de los motores de combustión interna", declara Khowaiter. "Aún nos quedan muchos años de uso de hidrocarburos líquidos y gas natural".

Por otro lado, la empresa tiene planeado ser la "última en rendirse" entre los productores de hidrocarburos, según Ahmed Al-Subaey, vicepresidente de marketing, ventas y planificación del suministro de Aramco, que intervino en el mismo encuentro. Saudi Aramco es propietaria de algunas de las reservas de petróleo más rentables y que consumen menos energía de todo el mundo. La empresa considera que esta ventaja le permitirá mantener una posición de fortaleza en el mercado, aun cuando la transición energética mundial lleve a una reducción del consumo de petróleo.

"La producción sigue siendo nuestra base", explica Subaey. "Lo único a lo que nos hemos comprometido es seguir logrando un rendimiento medioambiental de récord. Vamos a reducir nuestra huella de carbono todavía más".

Otras áreas de crecimiento son las actividades de procesamiento y el GNL.

"Vamos a colaborar con empresas de todo el mundo para formar parte del ecosistema del GNL. Tenemos grandes planes para ser un participante importante del sector del GNL", asegura Subaey. "Vamos a seguir creciendo en los sectores de la distribución y el procesamiento, son nuestro motor de crecimiento. Vamos a crecer en puntos posteriores de la cadena de valor, el mercado al por menor y los lubricantes. También tenemos previsto crecer en horizontal. La división comercial va a seguir siendo el elemento que integre todos nuestros activos de manera horizontal".

Sin embargo, debido a la pandemia, Aramco ha pospuesto sus planes inmediatos para desarrollar su sector del GNL, según declaró en octubre, el consejero delegado de la empresa, Amin Nasser.

No está claro si la empresa ha renunciado a tomar una decisión definitiva sobre la inversión en una planta de exportación de gas natural de 11 millones de toneladas anuales en Port Arthur (Texas). Aramco firmó un acuerdo con la empresa estadounidense Sempra por una participación del 25% en el proyecto en mayo de 2019, con un valor de varios miles de millones de dólares. Sin embargo, Sempra declaró en 2020 que había decidido posponer la decisión definitiva respecto a esta inversión.