En esta lista
Petroquímicos

La reducción de oferta mundial de PVC llega a Latinoamérica por la escasez de materia prima

Energía | Energy Transition

Global Integrated Energy Model

La reducción de oferta mundial de PVC llega a Latinoamérica por la escasez de materia prima

Lo más destacado

Orbia: descenso de las tasas de PVC "en las próximas semanas"

La reducción responde a la falta de suministro de VCM

Houston — Orbia, mayor productor de cloruro de polivinilo de Latinoamérica, va a reducir las tasas operativas de sus plantas de PVC de México y Colombia durante las próximas semanas debido a la falta de suministro de cloruro de vinilo monómero, de acuerdo con una carta enviada a los clientes desde su filial de PVC Vestolit a la que S&P Global Platts tuvo acceso el 16 de octubre.

¿No está registrado?

Reciba alertas diarias y avisos para suscriptores por correo electrónico; personalice su experiencia.

Registro

La carta afirma que un proveedor había informado a Vestolit de que, "debido a fallos externos imprevistos, la empresa lleva un tiempo sufriendo paradas operativas en sus plantas de producción". Además, el principal proveedor de la empresa tiene prevista una parada de mantenimiento en sus instalaciones de VCM para noviembre, según lee la carta del 6 de octubre.

Orbia no ha querido realizar declaraciones al respecto.

En su informe anual de 2019, Orbia indicó que compra su VCM a terceras partes, sobre todo a Westlake Chemical y OxyChem, la división química de Occidental Petroleum. Junto a Oxy, Orbia también es copropietaria de una planta de craqueo de 550.000 toneladas anuales ubicada en Ingleside (Texas).

Las dos plantas de VCM de Westlake tienen una capacidad conjunta de 952.543 toneladas anuales y llevan cerradas desde que el huracán Laura tocara tierra el 27 de agosto, seis semanas antes de que el huracán Delta siguiera el mismo recorrido que Laura pasando por Lake Charles.

Fuentes con conocimiento de las operaciones de Oxy indican que la empresa tiene prevista una parada de mantenimiento parcial en noviembre en su planta de VCM de Ingleside, de 953.000 toneladas anuales de capacidad. Occidental no ha querido realizar declaraciones al respecto.

Westlake declaró fuerza mayor en sus operaciones de VCM y PVC el 31 de agosto después de que el huracán Laura tocara tierra el 27 de agosto y afectara así al complejo de la empresa en Lake Charles (Luisiana). La empresa había reactivado sus tres plantas de cloro-álcali, pero se vio obligada a pararlas de nuevo antes de que el huracán Delta tocara tierra el 9 de octubre, lo que interrumpió la reanudación de las operaciones.

Delta fue un huracán menos agresivo que Laura y no repitió los graves daños causados en las principales líneas de transmisión de electricidad. Entergy, proveedor de electricidad de la región, declaró el 14 de octubre que ese día iba a reanudar el suministro eléctrico en Lake Charles, lo que permitiría a los productores químicos someter a pruebas completas los sistemas y comenzar a reactivar unidades.

En un comunicado emitido el 12 de octubre, Westlake informó de que estaba a la mitad del proceso de reanudación de las operaciones en su complejo de Lake Charles (Luisiana), incluidas dos plantas de VCM con una capacidad acumulada de 952.543 toneladas anuales.

Vestolit tiene una capacidad total de 1,8 millones de toneladas de PVC en sus plantas de México y Colombia, según su informe anual de 2019.

En su carta a los clientes, la empresa advirtió que la combinación de problemas de suministro de VCM "afectará al suministro de materias primas a las plantas de la empresa en México y Colombia y a su capacidad de operar a capacidad máxima, lo que limitará la disponibilidad de producto durante las próximas semanas".

La presión sobre el suministro complica los actuales problemas de escasez de PVC a nivel mundial. El productor brasileño de petroquímicos Braskem lleva operando dos plantas de PVC con una capacidad acumulada de 710.000 toneladas anuales a tasas reducidas debido a la falta de disponibilidad de dicloruro de etileno sin procesar en el mercado spot de Estados Unidos.

Fabio Barbosa, director comercial de cloro-álcali de Braskem, señaló en septiembre que las tasas operativas disminuirían en octubre antes de la reanudación de las operaciones de cloro-álcali y dicloruro de etileno de la propia empresa en noviembre. Estas operaciones llevan 17 meses suspendidas.

El 14 de agosto, Formosa Plastics USA declaró fuerza mayor en sus operaciones estadounidenses de PVC después de que una parada de mantenimiento en sus instalaciones de cloro-álcali se prolongara varias semanas más de lo previsto, lo que agotó las existencias de EDC del sector del procesamiento. Esa declaración de fuerza mayor seguía en efecto el 16 de octubre.

Shintech también está llevando a cabo trabajos de mantenimiento en su complejo de PVC de Plaquemine (Luisiana) durante este mes. Sin embargo, la empresa no ha suspendido las operaciones, sino que tan solo ha reducido las tasas, según fuentes con conocimiento de sus operaciones. La empresa no ha respondido a las solicitudes de declaraciones.

Además, tres productores europeos tienen en vigor declaraciones de fuerza mayor sobre el PVC debido a diversos problemas de producción y suministro.

El productor francés de PVC Kem One declaró el 13 de octubre fuerza mayor sobre el PVC de dos de sus plantas francesas, mientras que Shin-Etsu, empresa matriz de Shintech, lo hizo en su planta de Pernis (Países Bajos) el mismo día. La declaración de fuerza mayor del 1 de septiembre también seguía en vigor a día 16 de octubre.

La escasez de oferta impulsa los precios del PVC

Datos de S&P Global Platts muestran que todos estos problemas han impulsado los precios en todas las regiones.

Los precios de exportación del PVC de Estados Unidos habían caído un 39% en un periodo de seis semanas hasta situarse el 29 de abril en el nivel más bajo de los últimos 12 años, de 520 USD/t FAS Houston, cuando las múltiples suspensiones de las operaciones a causa de la pandemia del coronavirus afectaron la demanda de manera significativa. Desde entonces, los precios han aumentado hasta más del doble. La última referencia, del 14 de octubre, se situó en 1.150 USD/t FAS Houston, su máximo de los últimos nueve años, debido a que la demanda aumentó y el suministro disminuyó.

La última referencia de los precios del PVC de Europa se situó el 14 de octubre en 1.115 USD/t FOB noroeste de Europa, un 59% más que los 700 USD/t FOB del 29 de abril. La última referencia de la mercancía CFR Turquía se situó el 14 de octubre en 1.250 USD/t, casi un 84% más que el 29 de abril.

Los precios en Asia se han incrementado un 68-71% desde esa fecha, de acuerdo con la referencia del 14 de octubre en 1.130 USD/t CFR India, 1.060 USD/t CFR China y 1.080 USD/t CFR sudeste de Asia. La última alza guarda relación con un aumento de las ofertas de noviembre de 90-100 USD/t respecto a los niveles de octubre.

Los precios de Latinoamérica se sitúan entre los más altos de todo el mundo. La referencia de la costa oeste de Sudamérica, que incluye a Colombia, ha aumentado hasta más del doble desde el 29 de abril. El 14 de octubre se situó en 1.245 USD/t CFR WCSA, tan solo 5 dólares menos que el precio CFR Turquía.

La referencia CFR Brasil superó a todas las demás a un nivel de 1.270 USD/t, frente a los 670 USD/t del 29 de abril.

Fuentes del mercado pronostican que la presión continuará hasta finales de 2020, en particular ahora que el huracán Delta ha interrumpido la reactivación de Westlake tras el paso del huracán Laura.

"El mercado es una locura y no sé cuándo volverá a la normalidad", resume un distribuidor latino.

Sin embargo, un comerciante de Estados Unidos indica que está previsto que los precios caigan para el mes de enero si se retiran las declaraciones de fuerza mayor, concluyen las tareas de mantenimiento y aumenta el suministro en un momento en el que la demanda suele disminuir en Estados Unidos y Europa durante los meses de invierno.