En esta lista
Gas natural | Petróleo

APPEC: Trafigura anticipa que la producción de shale de EE. UU. no crecerá hasta finales de 2021 debido al "periodo sabático" forzoso

Energía eléctrica

Platts M2MS-Power

APPEC: Trafigura anticipa que la producción de shale de EE. UU. no crecerá hasta finales de 2021 debido al "periodo sabático" forzoso

Lo más destacado

La producción de shale de EE. UU. cae hasta un déficit neto de 1,5 millones de barriles diarios

Las reservas de petróleo de China aumentan en 800 millones de barriles desde principios de 2019

China necesitará dos años para eliminar el exceso de reservas de petróleo

Trafigura, uno de los principales exportadores de petróleo crudo y productos refinados de Estados Unidos, no prevé un crecimiento en la producción de petróleo shale estadounidense hasta finales de 2021, en vista del "periodo sabático forzoso" en el que está inmerso el sector a causa de la pandemia del coronavirus, declaró el 14 de septiembre Ben Luckock, codirector de comercio de petróleo de la empresa.

¿No está registrado?

Reciba alertas diarias y avisos para suscriptores por correo electrónico; personalice su experiencia.

Registro

"Estamos ante un cambio en la dinámica de la oferta", afirmó Luckock en el marco de la 36ª Conferencia Virtual de Petróleo de Asia-Pacífico, desestimando así las opiniones que apuntan al decaimiento del shale estadounidense. "No desaparecerá, es solo que está atravesando un periodo sabático forzoso".

Durante la pandemia del coronavirus, la industria del shale de Estados Unidos se ha tomado un pequeño descanso, manifestó.

En cuanto a las previsiones de Trafigura en febrero, Luckock aclaró: "Como la mayoría, esperábamos un crecimiento sólido de la producción de Estados Unidos este año [de alrededor de] 700.000 barriles diarios". La previsión de la empresa parte de las realidades particulares del shale.

"Es necesario reemplazar 4,3 millones de barriles diarios de producción al año sólo para mantener esa cifra. Esperábamos una producción nueva de 5 millones de barriles diarios. Antes del coronavirus, pensábamos que estaríamos ante un aumento neto de 700.000 barriles diarios".

Las perspectivas de la producción de petróleo shale de Trafigura en Estados Unidos han pasado a un déficit neto.

"Con el derrumbe absoluto del gasto, prevemos ahora una producción nueva de solo 2,8 millones de barriles diarios", añadió Luckock. "Pero la disminución subyacente de 4,3 millones de barriles diarios no cambia. Así que ahora nos queda un déficit neto estimado de alrededor de 1,5 millones de barriles diarios. Supone un cambio drástico en nuestros balances".

Esta tendencia, en la que la nueva producción de shale de Estados Unidos no contrarresta el descenso natural, seguirá el año que viene, indicó. Trafigura no espera ver un crecimiento hasta el final de 2021, añadió.

"Hasta entonces, estaremos más de 2 millones de barriles por debajo de lo que esperábamos", señaló. "Pero la buena noticia es que todos los años sabáticos tienen un final y el servicio normal se reanudará finalmente".

Flujos de crudo entre Estados Unidos y China

La tensa relación entre Washington y Pekín ha jugado y seguirá jugando un papel importante en la dinámica del comercio crudo entre Estados Unidos y China.

"Tenemos una competencia estratégica incipiente entre China y Estados Unidos que va en aumento", destacó Luckock. "Independientemente de quién gane las elecciones [presidenciales] de noviembre, parece que la competencia entre estos dos países seguirá durante algún tiempo, aunque quizás con matices diferentes dependiendo de quién esté en la Casa Blanca".

China debería adquirir grandes volúmenes de crudo estadounidense para satisfacer su creciente demanda en circunstancias "normales", pero no fue así a principios de año, afirmó.

Los flujos comerciales de crudo entre Estados Unidos y Asia también se verán afectados durante algún tiempo por los niveles de inventario excepcionalmente altos a nivel mundial. China ha duplicado en 800 millones de barriles sus inventarios de crudo a efectos prácticos desde principios del año pasado, informó Luckock.

"Incluso si la demanda supera en un millón de barriles diarios el consumo de 2019, aún se necesitarán dos años para contrarrestar el exceso de material".

A pesar de los altos niveles de inventario, se espera que China aumente las importaciones de crudo de Estados Unidos en los próximos ciclos comerciales a medida que Pekín intensifique sus esfuerzos para cumplir con el acuerdo comercial de la Fase 1 que alcanzó con Washington en enero.

Las importaciones de crudo de China procedentes de Estados Unidos alcanzaron un récord histórico 26,9 millones de barriles en julio, un aumento del 82,6% con respecto al máximo anterior de 14,73 millones de barriles de enero de 2018, según los datos de la Administración General de Aduanas de China.

Se estima que el volumen superará los 30 millones de barriles en septiembre, un nuevo récord, según la empresa de inteligencia de datos Kpler. Teniendo en cuenta el ritmo actual de las compras, el país podría recibir unos 115 millones de barriles en el periodo comprendido entre julio y diciembre, según los datos.